domingo, 16 de marzo de 2008

Ensayo: Niño viejo

"¿En serio eres mi padre?
¿De verdad nunca me habías abandonado?"

En Buscado hay una escena entre EL HOMBRE y EL CHICO. El padre encuentra a su hijo en una noche de lluvia. Lo estuvo buscando durante diez años hasta que hoy, esta noche en la que llueve, lo ve dentro de una cabina telefónica en alguna calle de Tokio. “Niño Viejo, es un lindo apodo”, eso es lo primero que le dice. La escena sigue y es bella. Sin embargo, la consideré menor hasta el martes pasado, cuando los actores, en esos días en que quieren darlo todo, hicieron que ese breve fragmento de texto tuviera su estallido semántico. Lloré. Porque las palabras brillaban en sus cuerpos y porque supe que ese pequeño encuentro entre los personajes reviste un dolor universal. Lo que sucede en la escena, es que ninguno de lo dos sabe qué hacer con eso de ser padre y de ser hijo. Este es un tema antiguo y la escena no pretende dilucidarlo sino que lo pone ahí, con suavidad. Con tanta suavidad que había pasado desapercibido.



3 comentarios:

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Vir dijo...

El pueblo quiere saber: ¿Cuánto falta para que se estrene Buscado?

Old Girl dijo...

Querida Vir, mire a su derecha y verá lugar y fecha (se lo digo con rima): Agosto de 2008 (mediados). Ya tiene su sitio reservado.